Fumar y usar productos derivados del tabaco son hábitos muy peligrosos. Fumar causa 440.000 muertes al año en Estados Unidos. Existen más enfermedades que se pueden prevenir (tales como el enfisema, el cáncer de la boca, garganta y de pulmón y la enfermedad del corazón) que causadas por el uso del tabaco más que por nada más. Mientras más pronto deje fumar, mejor será.

El tabaquismo supone un problema de salud mundial por ser la primera adicción en el mundo contemporáneo y puede provocar más de 25 enfermedades graves.

Un cigarrillo contiene más de 4,000 sustancias; se calcula que en torno a unos 500 millones de los 1,200 millones de fumadores que existen en el mundo morirán por una enfermedad relacionada con el tabaco, lo que supone que prácticamente 1 de cada 2 fumadores fallecerá antes de llegar a la vejez.

El problema es aun mayor si se tiene en cuenta la gran cantidad de personas que por convivencia familiar o laboral se ven obligadas a respirar aire contaminado con humo del tabaco (fumadores pasivos) lo que también se ha demostrado como claramente perjudicial, sobre todo en los niños.

Share This